18/09/2020

Singapur, allí empezó todo

#WELLNESS

Nuestra historia - entrevista por Anna Alfaro

Singapur es un lugar vibrante, de crecimiento acelerado, grandes rascacielos y multicultural. Allí se vive la vida de un modo intenso. Es liberal, con muchas oportunidades laborales, cercano a destinos altamente interesantes como Indonesia, Malasia, Myanmar o Vietnam, rico y con un sistema sanitario privado. 

Curiosidades sanitarias

Algo que me sorprendió desde el primer momento fue observar en varias personas, unos grandes círculos rojos en su piel, ensangrentados y algunos de ellos morados, sobre todo en la espalda.


¿Qué era aquello?

¿Qué significaba?


Se lo pregunté a una compañera de trabajo: “Cupping. A common technique in CTM”. Me quedé intrigada hasta que al poco tiempo descubrí que mi seguro médico incluía el CTM, Chinese Traditional Medicine.


Durante los primeros meses, esa misma compañera me ayudó a introducirme a la cultura china, cultura mayoritaria en Singapur; me enseñó las tradiciones y los dulces típicos del año nuevo chino, me enseñó a pedir pollo con arroz en cantonés y me ofreció diferentes tés cada vez que tenía frío o me dolía el estómago, la espalda o la garganta. Poco a poco y gracias a su ayuda empecé a introducirme en la medicina tradicional china, empecé a entender qué significaba para ellos y me adentré en el concepto de balance y del yin y el yang.


¿Medicina alternativa y medicina tradicional?

En Asia, la medicina que para nosotros aquí es “alternativa”, es la suya tradicional. Esa es su medicina para el día a día y está totalmente asentada en la sociedad aunque para afecciones graves acuden a la medicina occidental.

¿Bases de la medicina china?

La medicina china se basa en el concepto de chi o energía vital y lo importante es que este se encuentre equilibrado.

El chi regula el equilibrio físico pero también el espiritual, emocional y mental y está afectado por las fuerzas opuestas del yin y el yang. 

¿Qué es la enfermedad para la medicina china tradicional?

La enfermedad es una alteración del flujo del chi que produce un desequilibrio del yin y el yang.

Para la medicina china, comprender una enfermedad supone captar la relación entre todos los signos y síntomas del paciente de forma holística. No se pueden comprender las partes si no es en relación con la totalidad. Cuando alguien se enferma pierde el equilibrio.

¿Cómo curarnos a través de la medicina china?

La nutrición, los buenos hábitos y otras técnicas como el “cupping*”, la acupuntura o la fitoterapia se utilizan para devolver el equilibrio al organismo.

Visitas médicas en Singapur

La primera vez que fui al médico acudí por un fuerte dolor de espalda. Intenté explicarle al médico que padecía de escoliosis desde jovencita (una desviación en la columna vertebral). No sé si no me entendió o no me quiso escuchar. Ellos te observan, te miden el pulso (hasta 3 pulsos), te auscultan e incluso te huelen. El diagnóstico en la medicina tradicional china es holístico.

Mi tratamiento para ese dolor de espalda fueron varias sesiones de acupuntura y hierbas que tomé en formato té.

¿Dónde compran los remedios en Singapur?

Cualquier producto de fitoterapia** lo puedes encontrar en alguna de las grandes cadenas de herbolarios y productos naturales que existen por toda Asia. Sus herbolario no tienen nada que ver con los que tenemos en nuestro país. Allí son grandes superficies en las que puedes cruzarte con asiáticas comprando grandes cajas de hasta 120 dosis de colágeno, multivitamínicos, aceite de pescado o hierbas en polvo.

¿Es todo eso lo que les aporta a las mujeres asiáticas esa piel maravillosa?

¿Y qué sucede al regresar de Singapur?

Al poco de volver a España tuve a mi primer hijo. Después del largo embarazo y post-cesárea quise devolver el balance a mi cuerpo y busqué hacerlo a través de los recursos naturales que había incorporado a mi vida durante el tiempo en Asia. No encontré lo que buscaba de modo que empecé a adentrarme en la materia de un modo más profundo.

Mi interés por la fitoterapia y todos los recursos naturales que formaban parte de las culturas tradicionales asiáticas fue creciendo. Investigué sobre los ingredientes que podían ayudarme a combatir

 los desequilibrios propios de una madre primeriza como el estrés, hormonas alteradas, caída del cabello y mala cara.

Esos ingredientes que podían ayudarme tenían todos un denominador común: eran adaptógenos (explicamos que son en este artículo). Ese fue mi primer hallazgo una vez en casa. El segundo, dar con grandes especialistas en adaptógenos de quienes me he rodeado para adentrarme en profundidad en este camino y con quienes en aquel momento diseñé las tres fórmulas que me ayudarían a devolverle el equilibrio a mi organismo.

Creé mis propios productos desde casa comprando los ingredientes necesarios, empecé a compartir los beneficios que observaba en mí con mis amigas y muy pronto esas fórmulas se popularizaron entre mis más allegados de modo que seguí investigando para rodearme de un equipo especializado de herboristas y nutricionistas certificados con quienes trabajo a día de hoy en un laboratorio asociado en los que se preparan los productos siguiendo todos los procesos y protocolos necesarios para asegurar la seguridad y potencia de cada producto.

Hacer accesible una filosofía de vida

Durante este camino de creación he centrado todos mis esfuerzos en hacer accesibles no solo estos ingredientes tan poderosos sino la filosofía y estilo de vida que hay detrás de ellos.

Vivimos una vida frenética donde el desequilibrio es dramáticamente común. Vivimos en un estado de estrés crónico donde normalizamos dolores de estómago, insomnio, caída del pelo, pérdida de la líbido, infertilidad, aumento de peso, problemas en la piel, dolores de regla y un larguísimo etcétera.

Así nace Superlativa

Superlativa nace con el objetivo de divulgar algo que aprendí de las culturas tradicionales asiáticas y que a día de hoy me parece esencial para el bienestar:

Prevención como fuente de bienestar. 

Estas culturas abogan por la medicina preventiva no solo para sentir bienestar en tu día a día sino para prevenir futuras enfermedades.

Accesible

… a nivel de producto

… de compra,

… de información y asesoramiento a través de distintos canales de comunicación por los que se nos puede contactar

… trabajo del estigma. No consideramos la medicina china como medicina alternativa sino tradicional. Escogemos las prácticas más efectivas que han funcionado por más de 4,000 años y utilizamos ingredientes limpios y potentes sobre los que existen estudios relevantes sobre sus grandes beneficios.

Queremos ofrecer soluciones efectivas para dar con resultados en pocos días y que ello contribuya al proceso de bienestar y autocuidado.


Queremos ofrecer soluciones efectivas para dar con resultados en pocos días y que ello contribuya al proceso de bienestar y autocuidado


Y por supuesto el medio ambiente

No podíamos trabajar en el balance del cuerpo humano sin trabajar en el balance medio ambiental. No podemos cuidar nuestro bienestar y salud sin cuidar a las generaciones futuras. Por ello buscamos provocar el menor impacto medioambiental posible durante todo el proceso.

Más sobre nosotros aquí.


*Cupping: la ventosaterapia es una técnica utilizada en la medicina china tradicional que consiste en colocar una ventosa sobre la piel succionándola así como también a parte del músculo y permitiendo que se abran los poros y se estimule la circulación sanguínea y linfática.

**Fitoterapia: ciencia que estudia el uso de las plantas medicinales y sus derivados con finalidades terapéuticas.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published