17/09/2020

La piel, el último eslabón

por Carlota Portella

#WELLNESS

Las 4 claves para una piel bonita

La piel es uno de los órganos más expuestos al exterior. Son varios agentes los que principalmente influyen en su salud: la alimentación, los productos que se aplican sobre la misma, los cambios bruscos de temperatura o los de estación y, no hay que olvidar, la contaminación medioambiental. Sí, vivir en la ciudad nos envejece. Y si hablamos de nutrición holística debemos tener en cuenta, además, que las emociones y pensamientos también tienen un impacto sobre nuestra piel, sobre las células dérmicas encargadas de nuestra salud cutánea.


 "las emociones y pensamientos también tienen un impacto sobre nuestra piel, sobre las células dérmicas encargadas de nuestra salud cutánea."


Por si no lo sabías, ¡la piel pesa 5kg y tiene una superficie de 2 metros cuadrados! En esta superficie se establece un amplio ecosistema llamado microbiota, la microbiota de la piel. Ésta gobierna y regula muchos procesos fisiológicos de nuestro organismo. Y es que la piel, al ser una mucosa, también es fuente de nuestra inmunidad. De ahí que muchas enfermedades autoinmunes (aquellas en las que nuestro propio sistema nos ataca) también puedan manifestarse, a la larga, en problemas de piel.

La piel habla, solo debes escucharla

La piel es una barrera de defensa, claro que lo es, y gracias a ella nuestros órganos y tejidos están protegidos pero también podemos hablar de que es nuestra guardiana. Nos proporciona mucha información pero la más destacada es que puede revelarnos el estado de salud actual de la persona. Son varias las enfermedades de la piel como la caída del cabello, el acné, piel rosácea, la psoriasis, la dermatitis atópica, los eccemas o incluso cómo reacciona nuestra organismo a una picadura de mosquito por ejemplo. En definitiva nos estará comunicando que ese organismo necesita ayuda de un tipo u otro en cada caso.

Por todo ello merece la pena observarla y prestarle todos los cuidados desde dentro para conseguir una piel bonita hacia afuera.

Una piel sana es una piel nutrida y viva. Esto consiste en equilibrar y retrasar, todo lo que se pueda, el envejecimiento. Y déjame que puntualice algo sobre el envejecimiento desde la nutrición holística: el envejecimiento se entiende a nivel celular y es conocido como estrés oxidativo. La oxidación celular y los telómeros se acortan y se vive menos. Puedes indagar más en estos estudios que exponen Rosa Blasco y su grupo.

Quizá encuentres ciertas diferecias con respecto a lo que los cánones de belleza y estéticos que el mundo del wellness y la moda impone y nos vende constantemente. 


 "Si tus células están nutridas y protegidas, tu piel será radiante y duradera. ¡Nútrete por dentro para brillar fuera!"


Una piel saludable es reflejo de una alimentación limpia, libre de alimentos procesados, azúcares refinados, abuso de carnes rojas y de productos lácteos.


Las 4 claves para una piel bonita

  • Hidratación.

    Eres 70% agua y todos los nutrientes navegan y llegan a las células a través de este torrente llamado sangre. Empieza por hidratar tus células a través de agua filtrada, añade alimentos ricos en grasas saludables como el omega 3 a través del pescado azul pequeño o semillas de cáñamo y chía como también el aguacate, el coco y sus aceites.

  • Protección y prevención

    Proteger tus células frente a los radicales libres generados por los rayos uva, el estrés, la contaminación ambiental o el tabaco, es primordial.

    - La vitamina C se encuentra en alimentos como los cítricos, el perejil, las bayas de gogi, el açaí, las fresas, granada, uvas, el pimiento rojo y té verde biológico. Todos ellos son grandes fuentes de esta vitamina que ayudará tanto a tu piel como a las manchas.

    - La provitamina A es una hormona que ayuda a mantener una piel sana y un bronceado natural porque favorece el desarrollo de pigmentos en la piel. Alimentos como las zanahorias o raíces de calabaza, pimientos amarillos o naranjas, mango o tomate son una buena opción para este cuidado.

    - El Zinc es uno de los minerales más TOP para el cuidado de la piel ya que interviene en reforzar el sistema inmunológico además de ser un gran antioxidante. Asegura alimentos ricos en Zinc como las semillas/pipas de calabaza, los piñones, avellanas y almendras u otros como las ostras y almejas.

  • Cuida de tus cerebros 

    a través de alimentos en concreto que puedes encontrar aquí (Link a mi blog)

  • Evita ensuciarte. 

    Y aquí la cosmética tiene un papel importante. 

    Realiza limpiezas diarias para tu piel y ayuda a su regeneración pero siempre con productos limpios. Tu piel absorbe un 60% del exterior por lo que utiliza siempre que te sea posible productos libres de tóxicos, de metales pesados y de disruptores hormonales. Lo más fácil es tener en cuenta que:

     ""lo que no puedes poner en la boca para comer, tampoco lo puedes poner en tu piel."

IGTV - La piel, el último eslabón

Accede a la conversación completa con Carlota Portella sobre este tema aquí.


Desde Superlativa tratamos la piel desde el interior con el uso de hierbas adaptógenas y vitaminas con nuestro producto Muse. 

€27,90

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados