#ADAPTÓGENOS

Inmunidad según la Medicina Tradicional China


04/11/2020

La potencia de los productos de Superlativa Botanicals llace en las sinérgias producidas al combinar ingredientes efectivos con prácticas de la Medicina Tradicional China y Ayurveda más respladadas. En Superlativa hemos formulado todos los productos de la colección Goddess combinando ingredientes clínicamente probados como vitaminas y minerales junto con los ingredientes más respaldados de estas medicinas ancestrales.
Ahora, bajo este nuevo paradigma que nos encontramos, nos preguntamos;

¿cómo funciona la Medicina Tradicional China y específicamente, qué remedios propone para la inmunidad?


El enfoque holístico es la principal característica que se debe tener en cuenta para entender la inmunidad en la Medicina Tradicional China. 
En la Medicina Traidicional China (MTC), cuyos inicios se remontan a miles de años, se trabaja bajo un enfoque holístico, la MTC observa al cuerpo humano como un todo. Las correlaciones entre los órganos y tejidos, así como entre el humano y su ambiente, se organizan en cierto orden el cual da lugar a un estado de balance mútuo entre las funciones fisiológicas. Esa estabilidad y equilibrio integral forma la base por la cual se construye la defensa del cuerpo y por tanto, se preserva la salud del cuerpo humano. Cualquier disturbio en ese equilibrio comportará la enfermedad. Cada parte del cuerpo, ya sea flujo sanguineo, fluidos, órganos y meridianos tienen su función particular. Todos ellos se combinan para formar el sistema de defensa y desempeñan su fuerza protectora. De acuerdo con los conceptos de la MTC, la resistencia natural del cuerpo humano y su habilidad restaurativa se describen como un flujo de energía que circula por todo el cuerpo.
  • Todo comienza en el Qi

    El Qi - produnciado "chi"- se referiere a la "fuerza vital" o el "flujo de energía" de cada individuo y desempeña un rol fundamental en todos los aspectos de la salud y bienestar del ser humano. Se cree que la enfermedad es fruto de algún desbalance de ese flujo Qi.

    Nuestro sistema inmune es una estructura de células compleja compuesta por dos partes principales; por un lado, el sistema inmune innato de primera respuesta el cual nos protege de forma inmediata frente a cualquier potencial infección a través de barreras protectoras como la mucosa o el ácido estomacal y, por otro lado, el sistema inmune adaptativo, el cual desarolla anticuperpos para combatir posibles estresores y actúa de forma tanto inmediata como en el futuro. Se cree que los dos componentes del sistema inmune tanto el innato como el adaptativo se pueden mejorar a través de la aplicación de la MTC.


    El Qi se expresa en varias formas, cada una se relacionan con diferentes órganos y áreas del cuerpo, el más relevante para la inmunidad es el conocido como Wei Qi. Éste se refiere al mecanismo de defensa exterior o barrera protectora de la energía en la piel el cual nos defiende frente a patógenos externos y regula la temperatura corporal, desempeñando un rol vital frente al frío o a la gripe. Se cree que el estrés, la falta de sueño, una nutrición pobre empobrecer el Wei Qi.

  • Remedios Herbales


    - Astrálago

    El astrálago se ha usado en la MTC durante más de 2,000 años. Recientemente se ha vuelto a generar foco hacia esta hierba por los numerosos estudios publicados en torno a sus propiedades inmunoregulatorias. Conocido como el Huáng Qí en la Medicina Tradicional China, el astrálago es una de las 50 hierbas fundamentales en la medicina práctica. El astrálago es conocido por estimular y mejorar el sistema inmune así como por combatir la fatiga. 


    - Ginseng asiático

    El ginseng asiático es el adaptógeno más famoso. Las preparaciones de buena calidad de su ráiz alcanzan precios muy altos, mientras que siglos de sobreexplotación han hecho que el ginseng se haya extinguido en su estado silvestre. 

    El ginseng asiático ha sido objeto de más investigación que la mayoría de las hierbas. Además de demostrar que regula la liberación de hormonas del estrés, también se ha demostrado que equilibra el sistema inmunológico, aumenta la inmunidad y puede ayudar a moderar las afecciones autoinmunes. El ginseng se toma generalmente en tintura o cápsula. Debes tener en cuenta que en algunos casos, los suplementos etiquetados con ginseng pueden contener pequeños porcentajes de esta planta. Debes saber que si estás muy debilitado, como por ejemplo después de pasar una enfermedad grave o tras un período muy estresante, es preferible optar primero por hierbas más nutritivas como la ashwagandha.


    - Ashwagandha

    La ashwagandha es buena opción para alguien que está exhausto y sin fuerzas. Es buena opción para ayudar a recuperarte tras una enfermedad, cuando necesitas volver a echar combusitble al depósito y para ayudar en la recuperación del sistema inmunológico. También es un gran tónico para la tercera edad y está asociado con la longevidad.
    La ashwagandha se vende en cápsulas, tintura y hierba seca. En la India, la ashwagandha casi siempre se prepara con leche o ghee pues las grasas ayudan a los componentes activos a salir de la hierba y llegar al cuerpo. Si te lo tomas en cápsula, recomendamos acompañarla con frutos secos o aceite de coco.

     

    - Bayas de Schisandra

    La schisandra suele utilizarse para ayudar a mejorar el estado de ánimo, aumentar la energía y la resistencia y fortalecer el sistema inmunológico. Su beneficio más poderoso es como adaptógeno pues ayuda a alterar la reacción de nuestro cuerpo frente a estresores o la ansiedad a través del balance de la producción de hormonas del estrés, como el cortisol.


    - Bayas de Goji 

    Las bayas de goji son uno de los alimentos más nutritivos de la tierra. Las bayas de goji contienen altos niveles de antioxidantes, flavonoides beneficiosos y vitamina C que estimulan el sistema inmunológico. 


    El ashwagandha, bayas de schisandra y goji los podrás encontrar en los siguientes productos en forma de cápsula, en cantidades efectivas:

    €27,90
    €27,90
  • Acupuntura


    La acupuntura estimula las terminaciones nerviosas, flujo de la sangre, linfa, músculos y los tejidos del cuerpo para corregir desbalances y entrenar al cuerpo a funcionar de forma óptima. Cada vez más estudios revelan que la acupuntura puede regular la inmunidad, por ejemplo, mejorar la función inmune para combatir el estrés y ejercer como antiinflamatorio. Hay evidencia que concluye que al someterse a tratamientos de acupuntura de forma regular se puede llegar a estimular la producción de las células T, potenciando la resilencia del cuerpo frente a infecciones. 


Cuídate.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados